Los Millennials, los jóvenes nacidos entre 1982 y 1996, que actualmente tienen entre 20 y 34 años, constituirán en 2020 más de una tercera parte de la fuerza laboral mundial. Las empresas no pueden permitirse el lujo de no atraer a éste colectivo conocido como la generación del “puedo” y lo “haré”. Además, deben entender cómo hacerlo de la única manera posible hoy: siendo atractivos.

FEED

Los Millennials han redefinido la forma de enfocar la carrera profesional y las prioridades a la hora de elegir dónde y cómo trabajar, y han suscitado opiniones enfrentadas y no pocos mitos. El estudio de ManpowerGroup, “Las carreras profesionales de los Millennials: Horizonte 2020”, dibuja claramente un perfil distinto al de la Generación X y a la del Baby Boom, pero con matices en común.

Así, al igual que para sus predecesores, el salario sigue siendo importante. El 91% de los Millennials españoles lo considera como la principal prioridad a la hora de elegir trabajo. Otro ejemplo: los Millennials no saltan ‘ligeramente’ de un trabajo a otro; aunque sí es cierto que casi  7 de cada 10, consideran que el tiempo adecuado para ser ascendido o cambiar de empresa es inferior a dos años.

A diferencia de anteriores generaciones cuyo objetivo era encontrar un trabajo para toda la vida, los Millennials son conscientes de que necesitan desarrollar continuamente sus habilidades para mantener así su empleabilidad. En relación a sus deseos de aprendizaje, el 77% de los Millennials consideran que el desarrollo continuo de habilidades o competencias, es decir la formación, es una parte importante de sus futuras carreras y, de hecho, muchos invertirían su propio tiempo y dinero en ello. De acuerdo con los datos del estudio de ManpowerGroup, un 10% pretende ausentarse del trabajo durante un periodo extenso para aprender nuevas habilidades y mejorar sus cualificaciones. Queda patente que esta generación relaciona una capacidad de aprendizaje mayor con una carrera profesional más exitosa: cuanta más formación, mejor preparado se está para el empleo y también mejor pagado. Es por ello que los Millennials afirman que el éxito depende más de tener las habilidades adecuadas que los contactos adecuados.

Con este horizonte, las empresas deben reflexionar sobre cuál es la mejor forma de relacionarse con esta generación y cómo pueden incorporar su talento para contribuir al buen desempeño empresarial. ¿Está preparado el mercado laboral para ellos? ¿Qué priorizan los Millennials en su vida y cuáles son sus metas? ¿Qué busca la nueva generación de trabajadores? Resulta necesario que los directivos conozcan cómo satisfacer las demandas y necesidades de éstos jóvenes, que son cada vez más exigentes a la hora de decantarse por un puesto de trabajo y cuyo talento es cada vez más escaso debido al factor demográfico. Hay que ser consciente que los Millennials están ganando cada vez más peso en el mundo empresarial y que el futuro de las compañías recaerá en ellos. En los próximos años, un 35% de los profesionales serán Millennials, mientras que otro 35%, serán  Generación X, y un 24% Generación Z.

Las empresas deben prestar atención a estas características ofreciendo un entorno seguro de aprendizaje y manteniendo conversaciones frecuentes sobre qué espera cada uno de su carrera profesional. Las compañías necesitarán reinventar sus prácticas de personal para poder ayudar a los Millennials a trazar objetivos de desarrollo realistas con una trayectoria y resultados claros.

Afortunadamente  lo que funcione para los Millennials también funcionará con las otras generaciones. Una ventaja, si tenemos en cuenta que el desajuste de talento, es decir, el hecho que las empresas no encuentren el talento que necesitan, hace que las compañías deban pasar la selección a la seducción para todas las generaciones y no sólo para los Millennials. En un entorno con multitud de alternativas, diferenciarse es la clave.

Las empresas deben ser conscientes de las diversas soluciones con la que pueden contar para acercarse a estos jóvenes si quieren atraerlos hacia sus compañías. Hay que encontrarles en el entorno digital, y comunicarse con ellos en sus términos teniendo en cuenta estas particularidades y aplicando la innovación, la transformación digital o las redes sociales. Es hora de crear la Employer Brand Proposition,  es decir transmitir al mercado la propuesta de valor  que la organización ofrece al empleado: salario, compensación,  tiempo libre, seguridad en el trabajo, conciliación, beneficios sociales, planes de carrera, desarrollo, formación y aprendizaje, liderazgo de marca, clima laboral, empleabilidad y prestigo.

También deben elaborar planes de gestión de carrera para mantenerlos en sus compañías porque  los Millennials tienen ganas de asumir nuevos retos y empleos distintos, al tiempo que buscan la seguridad de un trabajo que les garantice su nivel de vida. La estabilidad laboral, es valorada como un aspecto fundamental, casi al igual que el salario, como principal prioridad a la hora de elegir dónde trabajar.

Además del  salario, la seguridad y el tiempo libre, también les importa sentirse valorados. De hecho, un 53% afirma que dejaría su empleo por la falta de reconocimiento. Con el fin de retener el talento, los empresarios deben mantener un contacto más estrecho y encontrar nuevos canales que fomenten el reconocimiento y el intercambio por parte de directores y compañeros de una manera efectiva de implicar a las personas en sus puestos. Se trata de hablar con los empleados de forma regular, cara a cara, sobre el trabajo. Para los Millennials el propósito corporativo es una prioridad, y lo que buscan es trabajar en compañías socialmente comprometidas y alineadas con sus valores.

En definitiva, necesitamos nuevas formas de motivar y comprometer a los profesionales en las compañías. Hay que modificar las políticas de atracción, retención y desarrollo del talento, para que las empresas se conviertan en irresistibles. Todo, teniendo en cuenta las particularidades generacionales y aplicando la innovación, la transformación digital o las redes sociales.

El arzobispo de Valencia Monseñor Don Antonio Cañizares preside los actos en la festividad de San Vicente Martir (Foto: AVAN // Alberto Sáiz)

 

 

Pablo Urquijo, director general de Experis PERM

 

 

 

 

 

III FORO DEL EMPLEO EN LA ERA DIGITAL

Consigue tu entrada gratuita en www.feriadelempleo.es

 

 

Comparte:

Pin It on Pinterest

Share This